Parto Natural

Fotolia_59229517_S

El embarazo en sí mismo es un proceso biológico, que pasa por diferentes etapas desde la concepción o unión de los gametos, la implantación, la organogénesis, crecimiento y desarrollo del ser humano y que culmina con el parto.

El parto es por consiguiente el nacimiento del feto a través del canal vaginal, mismo que desde sus orígenes fue diseñado con tal finalidad. Si bien es cierto, que la cesárea ha sido creada para evitar desenlaces fatales como la muerte materna y/o fetal intraparto, hoy también es cierto que se abusa de su aplicación. Lo anterior puede ser debido a comodidad del médico, de la paciente, por ignorancia, por evitar riesgos, por disminuir el sufrimiento, por mencionar algunas razones. La realidad es que hoy en día México es líder a nivel mundial en la tasa de cesáreas.

Con lo anterior no queremos hacer ver a la cesárea como el malo de la película o una iatrogenia absoluta. Por el contrario queremos darle su justo valor, la cesárea es una cirugía que nos permite llevar a cabo el nacimiento del ser humano por vía abdominal, cuando existen indicaciones precisas y en donde se cumple el objetivo de salvaguardar el bienestar del hijo y de la madre.

En la Clínica NaPro contamos con médicos especialistas que aprecian y respetan el proceso natural de la procreación y por ende del desenlace. Creemos profundamente que por principio los beneficios de un parto por vía vaginal para la madre y para el recién nacido son infinitos.

Nosotros queremos que las parejas que atendemos se sientan en armonía con su cuerpo y que sean parte de las decisiones que se deben de ir tomando durante todo éste maravilloso proceso de ser padres.

Estamos abiertos al parto natural (Sin uso de medicamentos, ni intervenciones innecesarias), al parto natural asistido (uso de analgésicos y medidas preventivas) y por su puesto si existe la indicación y ésta es ampliamente explicada, a la cesárea humanizada (Procedimiento quirúrgico donde se respeta la importancia del nacimiento). Todo lo anterior siempre y cuando no existan situaciones en donde se ponga en riesgo la vida del hijo, ni de la madre.

Te sugerimos hacernos saber tus inquietudes al respecto desde la primera consulta, contamos con el apoyo de diferentes instructoras de cursos psicoprofilácticos que podemos recomendarte.